Proyecto Custodia Urbana LPGC.


En el anterior post compartíamos cuáles han sido los objetivos con los que iniciábamos este proyecto. Las primeras fases de esta aproximación al concepto de Custodia Urbana se centraron principalmente en la revisión del marco normativo existente, la localización de iniciativas susceptibles de ser consideradas custodia urbana a nivel nacional y, posteriormente, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Tras el análisis realizado, iniciamos un primer acercamiento a aquellas iniciativas y personas que forman o toman parte en la producción y gestión de espacios comunes.

Uno de los primeros ejercicios que tuvimos que hacer para poder valorar las entrevistas a realizar fue definir una serie de categorías provisionales de lo que podríamos considerar Custodia Urbana (esperando que esas categorías podamos definirlas conjuntamente). Si bien el concepto de Custodia del Territorio se contempla en la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, incluye en su definición el buen uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos. Esta definición enriquece lo que podríamos considerar como Custodia Urbana, añadiendo complejidad (riqueza) a los marcos que podrían facilitarla. 

Pero, ¿sabemos a lo que nos estamos refiriendo con Custodia del Territorio? ¿qué es un acuerdo de custodia? es un procedimiento voluntario entre un propietario y una entidad de custodia (organizaciones tan diversas como una asociación de vecinos, una fundación, consorcio, ayuntamiento…) para pactar el modo de conservar y gestionar un territorio (Basora y Sabaté, 2006). En el ámbito urbano, esto podríamos trasladarlo a distintas cuestiones relacionadas con el patrimonio natural y cultural, tal y como debatíamos tras la charla coloquio en mayo de 2018 o se ponía sobre la mesa en espacios de debate como el Ático Tertulias del CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno) o en el X Encuentro de Arquitecturas Colectivas con Miguel Jaenicke (Vivero de Iniciativas Ciudadanas): Propuesta de derechos de cuidado urbano a través de las experiencias rurales y los derechos de derechos de pago básico aplicados al cuidado de nuestras ciudades

Foto1: Huerto el Amanecer. (CC) Mm

Así, iniciamos un primer acercamiento, reconociendo a, reflexionado con y visibilizando iniciativas de Las Palmas de Gran Canaria que ya existen y que realizan muchísimos esfuerzos diarios por continuar con sus objetivos y la actividad que desarrollan. En el apartado de esta página web titulado Experiencias, hemos tratado de visibilizar esta primera aproximación a las iniciativas. En el Mapeo de Iniciativas, hemos sumado acciones o proyectos que hemos descubierto y que trataremos de seguir conociendo más de cerca.

 

 

Sin comentarios

Publica un comentario